Eric Toussaint, sobre empoderamiento popular

Diez propuestas que hago para no repetir la capitulación que hemos conocido en Grecia

toussainÉRIC TOUSSAINT es Doctor en Ciencias Políticas por las Universidades de Lieja y París VIII. Portavoz del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM Internacional), y miembro del Consejo Científico de ATTAC- Francia. Desde 2007 participa en diferentes iniciativas de Auditoría Ciudadana de la Deuda en Europa y América Latina. En 2015 fue nombrado por la presidenta del Parlamento griego (Zoe Konstantopoulou) para dirigir los trabajos de la Comisión Internacional para la Auditoría de la Deuda Griega. Las conclusiones de esa Comisión constituyen hoy una referencia obligada para las Auditorías de las Deuda en todos los países.
 

La primera propuesta

Es la necesidad de un Gobierno de izquierda de desobedecer de manera muy clara y anunciada, a la Comisión Europea.
Negándose desde el inicio - el partido que pretende o la coalición de partidos que pretende ser Gobierno y por supuesto, yo estoy pensando por ejemplo en el Estado español - y, comprometiéndose a negarse al equilibrio fiscal. Decir, "no vamos a respetar la obligación decretada por los tratados europeos para garantizar el equilibrio fiscal". Porque queremos aumentar el gasto público para luchar contra las medidas antisociales, austericidas y, para emprender la transición ecológica. Por lo tanto, el primer punto es declarar de manera clara y determinada el compromiso de desobedecer. Para mí, es fundamental la idea de que después de la capitulación griega no se pueda seguir con la falsa ilusión de obtener de la Comisión Europea y de los demás gobiernos europeos el respeto de la voluntad popular. Mantener esa falsa ilusión, sería un desastre. Hay que desobedecer.

 

Segundo punto

Comprometerse a llamar a la movilizacón popular. Tanto a nivel de país, como a nivel europeo. También eso faltó el año pasado en Grecia. Por supuesto, los movimientos europeos sociales no estuvieron a la altura en las movilizaciones que hubo, que tuvieron lugar, pero que fueron insuficientes en solidaridad con el pueblo griego. Pero es cierto también, que dentro del marco de la orientación estratégica de Syriza, no cabía llamar a la movilización popular a nivel europeo, ni siquiera llamar a la movilización popular en Grecia. Y, cuando llamaron a la movilización a través del Referéndum el 5 de julio del 2015, fue para luego no respetar la voluntad popular del 61,5% de los griegos, que se negaron a obedecer las exigencias de los acreedores.

 

Tercer punto

Comprometerse a organizar una auditoría de la deuda con participación ciudadana y, en varios países, yo diría, una auditoría que tiene que ser simultánea a la suspensión del pago de la deuda. Hay situaciones diferentes en los 27 países que conforman la Unión Europea. Hay países europeos donde la suspensión de pagos es una medida de absoluta necesidad prioritaria, como es el caso de Grecia, como sería el caso de Portugal, también de España y Chipre. También sería el caso de otros países. En otros países se puede empezar solamente por la auditoría y luego llegar a la suspensión de pagos. Estas son medidas que hay que implementarlas tomando en cuenta la situación de urgencia y no lo que representan los pagos de deuda.

 

 

Syriza Protest 1 Greek Flag |  Athanasios Lazarou CC BY 2.0

 

Cuarta medida

Imponer control de movimientos de capitales. Y, tomando en cuenta lo que quiere decir esto. Es decir, ir en contra de la idea de que se va a impedir a los ciudadanos transferir unas centenas de euros a sus socios fuera del país. Por supuesto, transacciones financieras internacionales hasta un cierto nivel, son permitidas. Pero, sería implementar un control sobre los movimientos de capital, hacia arriba de un cierto monto de transferencias.

 

Quinta medida

Socializar el sector financiero y el sector energetico. Para mí, socializar el sector financiero no es solamente desarrollar un polo público bancario. Es decretar el monopolio público sobre el sector financiero incluyendo bancos y seguros. Una socialización del sector financiero bajo el control ciudadano. Es decir, transformar el sector financiero en servicio público. Dentro del marco de la transición ecológica por supuesto, la socialización del sector energético es una medida también de primera prioridad. No puede haber una transición ecológica sin monopolio público sobre el sector energético, tanto a nivel de la producción, como de la distribución.

 

Propuesta número seis

Creación de una moneda complementaria, no convertible. Sea en caso de salida del euro o de mantenerse en la zona euro, de todos modos es necesario la creación de una moneda complementaria no convertible. Es decir, una moneda que sirva en circuito corto a los intercambios dentro del país. Por ejemplo, para pagar aumentos de jubilaciones, aumentos de salarios a funcionarios públicos, para pagos de impuestos, para pagos de servicios públicos... Se puede utilizar una moneda complementaria que permite aliviar y salir de manera parcial de la dictadura del euro y del Banco Central Europeo. Claro, tampoco se puede evitar el debate de la salida de la zona euro. Creo que en varios países, la salida de la zona euro es también una opción que hay que defender como partidos y, sindicatos de clase. Varios países de la zona euro no pueden emprender realmente una ruptura con la austeridad y, emprender una transición ecosocialista, sin salir de la zona euro. En caso de salir de la zona euro, para mí, hay que emprender una reforma monetaria redistributiva. ¿Qué quiere decir? Quiere decir decretar, por ejemplo, que hasta 200,000 euros líquidos el cambio en caso de volver a la peseta es un 1 euro por 100 pesetas. Pero por encima de 200.000 (pero puede ser por encima de 100.000) el cambio para tener 100 pesetas es de un 1´5 euro. En otro nivel superior, hay que entregar 2 euros. Llegando a los niveles más altos de 500.000 entregar 10 euros para tener 100 pesetas. Eso se llama reforma monetaria redistributiva. Que disminuye el circulante y redistribuye el patrimonio líquido de los hogares. Evidentemente eliminando una parte del patrimonio líquido del 1% más rico. Sabiendo que, no sé exactamente los datos del País Vasco o del Estado Español, pero casi el 50% de la población ni siquiera tiene ahorro. Un 30% de la población, los de abajo, tiene deudas, no tiene patrimonio líquido. Puede tener patrimonio en términos de vivienda (hipotecada o no), pero no tiene patrimonio positivo esa gran parte de la población.

 

La medida siete

Por supuesto, reformar radicalmente la fiscalidad. Eliminar el IVA sobre productos de consumo básicos, alimenticios por ejemplo, servicios de luz y agua, otros servicios de primera necesidad. Sin embargo, un aumento del IVA sobre productos de lujo y productos que contaminan etc. Pero fuera de los productos y servicios de base, hace falta  un aumento de la fiscalidad sobre ganancia de las empresas privadas y, sobre ganancias e ingresos por encima de un cierto nivel. Es decir, fiscalidad progresiva sobre los ingresos y sobre el patrimonio.

 

 

alterecosoc hitzaldia 2

 

Octava medida

Desprivatización. Recomprar empresas privatizadas con el euro simbólico. Así, a ese nivel, usar el euro podría ser muy simpático, pagar un euro simbólico a los que se aprovecharon de las privatizaciones. Y, fortalecer y extender los servicios públicos bajo control ciudadano.

Medida nueve

Reducir el tiempo de trabajo manteniendo, protegiendo el salario. Abrogar las leyes antisociales y adoptar leyes para solucionar la situación de la deuda hipotecaria. Se podría realizar perfectamente por vía de leyes, evitando juicios (porque hay múltiples juicios sobre deuda hipotecaria en los cuales los hogares se confrontan a bancos). Un Parlamento puede decretar por vía de ley por ejemplo, la anulación mediante ley, de las deudas hipotecarias por debajo de 150,000 euros por ejemplo. Eso permite no ir a juicio.

Medida diez

Abrir un verdadero proceso constituyente. No se trata de cambios constitucionales dentro del marco del congreso o de cortes actuales. Se trata de disolver el Parlamento y convocar a la elección directa de una Asamblea constituyente. Claro, convocarlo teniendo en cuenta la cuestión de las nacionalidades etc. pero abrir un verdadero proceso constituyente sea en las nacionalidades o sea a nivel del estado como tal. Y, buscar como encajar esto en otros procesos constituyentes a nivel europeo.

Estas son para mí diez medidas básicas a someter a debate. Pero pongo esas medidas a un nivel alto. Porque creo que sin medidas radicales anunciadas desde el inicio, no habrá ruptura ni siquiera con las políticas de austeridad. No hay margen de maniobra para romper con las políticas de austeridad sin tomar medidas radicales contra el gran capital. Los que piensan que se puede evitar esto, son "vendedores de humo", de fórmulas que no pueden encontrar realmente forma concreta de realización. El nivel europeo, la arquitectura europea es tal, y el nivel de crisis del capitalismo es de tal dimensión que no hay más espacio real para políticas neokeynesianas productivistas. Para mí, el ecosocialismo no es el discurso del domingo. Es el discurso diario, del cual tienen que bajar las propuestas inmediatas que hay que concretar. Y, complementar la lucha contra la austeridad y, emprender el camino y la transición ecosocialista es una necesidad absoluta e inmediata.  

 

Aquí estamos

IPAR HEGOA FUNDAZIOA
Rekalde Zumarkalea, 62 -behea P.K. 48010 BILBO
94 470 69 00 info@iparhegoa.eus


@iparhegoafund


 

Hizkuntza-Idioma